Respétame

Los textos que leerás aquí, son creación mía. Por favor, respeta mi trabajo y no copies. Gracias :)

23 de mayo de 2009

Mi nueva vida

Hace poco me enteré de que tenía una hija.
'¿A caso no sabías por qué Lidiah no venía a clase? Estaba embarazada, tío.'
Embarazada... Aún recuerdo aquella noche, la primera de los dos. Recuerdo que hablábamos de amor eterno, de fantasías unidas a un futuro juntos. Y empezando con un beso terminamos entre las sábanas.
Me esquivaba. Semanas después no hacía nada más que eso. Evitaba hablarme... Y más de una vez la vi llorar en los pasillos. ¿Por qué no quiso contármelo? Y ahora... Ha tenido una niña, una niña que seguro será preciosa, como ella.

Me llamo Nacho, tengo 17 años y soy padre. Seguramente habré perdido a la única chica a la que he amado. ¿Y ahora, qué? ¿Qué debo hacer? Seguramente fue mi culpa, y si tengo que compartir la responsabilidad con ella, yo me llevaré la mayor parte... Y lo entiendo. Le he partido la vida, le he causado dolor físico y psicológico. Gracias a mí va a tener que hacerse cargo de lo que no le concierne por el momento, además de broncas, insultos, discriminaciones y humillaciones varias. No tengo trabajo, jamás voy a destacar en mis estudios y tengo una niña que se avergonzará del padre que le ha tocado. Lo único que podré ofrecerle, será una explicación y la anécdota de cuando el padre de su madre casi me mata a escopetazos.

Hace poco me enteré de que tenía una hija, y tuve que enterarme por mi mejor amigo. Nunca había deseado tanto poder volver al pasado, ¿Qué tipo de chico soy? En el fondo lo sé... Un chico que acaba de tirar por tierra la mitad de su adolescencia, y la mitad de la adolescencia de Lidiah... Se terminó el salir, se terminó el ser un irresponsable, se terminó el no tener claro el futuro. Ahora tengo que ser un ejemplo, tengo que asegurar un porvenir para tres personas, y recuperar la confianza que una vez ella tuvo en mí. No sé cómo va a salir todo, no sé que va a depararnos ahora la vida. Y por primera vez desde hace mucho tiempo, sólo siento ganas de llamar a mi madre y llorar... agarrarme a su falda y decirle como cuando era pequeño, que yo no quería hacerlo. Pero aún así, lo hice, y me contestaría lo mismo que me contestaba entonces:

Sé consciente de todos los actos que haces, y asume sus consecuencias.

Voy a asumirlas.Y voy a demostrarme a mí mismo y a Lidiah, que no me esconderé tras la falda de nadie. Que si hemos sacrificado una etapa de nuestra vida, no va a ser en vano. Y que dentro de un tiempo, cuando esa niña me mire a los ojos, tenga la constancia de que si incluso ahora sin conocerla ya la amo... Dentro de unos años, no podrá decir jamás que se avergüenza de mí. Porque voy a poner el universo boca abajo por ella.

5 comentarios:

Lizzyh dijo...

Y así es como tiene que ser. Asumir tus actos y darlo todo por superar los baches de la vida.

Un muas, chica de las burbujas ;)

Balovega dijo...

HOlaaaaaaaaaa... Siempre tenemos que asumir lo que hacemos... Un abrazo y buena semana

marta dijo...

¡Qué bonito! Es precioso. Estoy segura de que, con un padre así, la pequeña jamás tendrá motivos para avergonzarse.

Un beso MUYGRANDE :)

Insane thoughts dijo...

Soy fotolog.com/myinsanethoughts, que miré tu fotolog y vi tu blog y tu tuenti y como no sabía nada de ti pues aquí me tienes, por cierto, precioso este texto, siempre hay que asumir los propios actos para bien o para mal.
Me añado a los seguidores para no perder el contacto :)
Un beso!

Ayuru dijo...

Qué bonito >.< es duro ser padre a esta edad, porque se te come la mitad de la adolescencia, pero hay que ser responsable y asumir los actos... aunque resulte tan duro.
El texto es precioso ;_;